Profesionales

Nuestro equipo de psicólogos sanitarios, aporta una dilatada experiencia y una amplia variedad de puntos de vista sobre la problemática, dada la diversidad de nuestra formación, sistémica, gestáltica y cognitivo-conductual.

Nuestros puntos fuertes 

-Las sesiones se realizan por 2 psicólogos para evitar el efecto de la contratransferencia, es decir que el psicólogo tome partido por uno de los miembros, de este modo el otro no se siente comprendido ni apoyado.

-Las sesiones están adaptadas a la pareja y su problemática. El protocolo de actuación se va adaptando a la problemática que se plantea.

– Mejor comunicación entre la pareja.

– Mejora del estado de ánimo.

– Aumento de la complicidad.

– Mejoras en las primeras sesiones.

– Comprensión y entendimiento de tu pareja.

¿Cómo funciona?

Desde la primera sesión acuden ambos miembros de la pareja, exponiendo sus diferentes puntos de vista de la situación.

Los dos terapeutas elaboran un plan sobre lo que está pasando y por qué, así como el modo de solucionarlo, siempre respetando ambos puntos de vista e intereses. Mejorando la calidad de vida de ambos.

Es el único lugar donde se expresa lo que realmente se siente o se necesita sin miedo a ser evaluado o juzgado por el otro.

A través de ejercicios se aprenden estrategias para aplicar en otras situaciones similares.

¿Quién nos atenderá?

Dos psicólogas con experiencia en terapia de pareja. Es importante que sean dos psicólogas para que se llegue a una mejor objetividad y entendimiento de los diferentes puntos de vista presentados en sesión. De este modo se obtiene una visión más amplia y objetiva del problema.  El sexo no determina la mejora del problema sino que haya dos personas externas que favorezcan la imparcialidad.

En los casos en los que hay un solo terapeuta suele darse el efecto llamado contratransferencia, que se refiere al hecho de el terapeuta queda inmerso en la relación de pareja, formando parte de la misma y perdiendo objetividad de la situación, lo que lleva a que uno de los miembros percibe que el terapeuta toma partido por el otro, ya que este empatiza más con él, lo cual se evita habiendo dos terapeutas con lo que se produce un mayor equilibrio.

Elisa Vaca López-Psicóloga Sanitaria

Belén Pozo Muñoz- Psicóloga Sanitaria

Aida Mañero Ocarranza- Psicóloga Sanitaria

Miriam Benavides- Psicóloga Sanitaria

Rocío Delgado Iglesias- Psicóloga Sanitaria

– Psicólogas colegiadas por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid.

-Centro Sanitario reconocido por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid con número de inscripción: CS13346

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *