Qué significa ceder

DSC_0472Qué significa ceder

Según la RAE (Real Academia Española) ceder es dar, transferir, o traspasar a alguien una cosa, derecho o acción, rendirse o someterse. Ceder es un verbo que debe de estar muy presenta para que funcione una pareja. ¿Por qué? Porque para que haya una adecuada relación ambos miembros de la misma deben de ceder pero… ¿cómo? Por lo general la gente dice que cede pero cede enfadándose, echándolo en cara o pidiendo algo a cambio. ¿Eso es ceder?

Ceder es al ver que al otro miembro de la pareja le resulta muy importante cierto aspecto o situación, traspasar o dar lugar a actuar según el otro cree, para que se sienta bien, buscando el bienestar del otro.

Pero si yo cedo, ¿el otro cederá? probablemente por defecto ocurrirá pero no se debe exigir el quid pro quo, ya que de este modo sino se generará crispacion y malestar.

Por todo ello, ceder, siempre debe formar parte de la vida en pareja ya que forma parte de una relación sana, de este modo se mira por el otro,se le mima y se favorece un ambiente positivo y facilitador.

Belen Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Hobbies en pareja

DSC_0656Hobbies en pareja

La pareja es la persona con la que se convive y se comparten tanto momentos buenos como malos, todo esto lleva a que dentro de la pareja se pase por temporadas mejores y peores. Los más importante y que se debe de tener presente es que se debe de regar la planta del amor, cuidar a la pareja en el día a día para que esta no se deteriore o se enfríe.

Dentro de todas las posibilidades a realizar para favorecer una adecuada relación de pareja está el compartir hobbies y proyectos juntos, de este modo aumenta la complicidad entre la pareja, mejora la comunicación, se establecen unos mejores vínculos y previene conflictos conyugales. La pareja comparte momentos, proyectos y éxitos, que favorecen un ámbito positivo.

A continuación sugerimos actividades para realizar en pareja:

  • Baile
  • Hacer un blog: de viajes, fotografía,..
  • Correr
  • Dibujar
  • Hacer fotografía
  • Bicicleta
  • Tenis o padel

Belén Pozo

Psicóloga

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Por qué acudir a terapia de pareja

IMG-20150313-WA0000Por qué acudir a terapia de pareja

La psicología es un área en la que muchas veces la persona que acude al profesional no sabe si debe acudir en un momento u otro, teme pasarse por exceso en la consulta, pero siempre que dudes, dejaté guiar por tu corazón que te lleva a solicitar ayuda.

En la temática que nos ocupa ¿por qué acudir a terapia de pareja?

A continuación enumeramos algunos de los problemas o dificultades más frecuentes que vienen al centro:

  • Falta de comunicación
  • Discusiones
  • Falta de cariño
  • Problemas con las familias de origen
  • Dificultades en las pautas educativas
  • Convivencia con falta de muestras de cariño
  • Falta de pasión
  • Infidelidades
  • Problemas con las redes sociales
  • Falta de espacio de algún miembro de la pareja

Estos y otros muchos problemas o dificultades son atajadas en terapia de pareja, en una primera sesión cada miembro dará su punto de vista sobre la situación y los terapeutas les indicarán lo que está ocurriendo. Poco a poco según se van avanzando en las sesiones aprenderán estrategias para que en situaciones venideras puedan aplicarlas y no vuelva a aparecer una situación de crisis.

Además de las estrategias aprendidas de los profesionales, en terapia de pareja se crea un ambiente favorecedor de escucha, en el que ambos miembros de la pareja comienzan a comprender al otro y por otro lado solucionan temas que en otras ocasiones no hubieran hablado y hubieran pasado por alto, porque se genera un espacio de la pareja.

Belen Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Parte II: Miedo a la soledad

CIMG3218Parte II: Miedo a la soledad

Como ya se trató en la primera parte del artículo, el miedo a la soledad es un sentimiento de melancolía, tristeza o vivencia negativa que presentan o sienten algunas personas cuando tienen la falta y la ausencia de compañía.

Actualmente muchas relaciones de pareja, mantienen o soportan la relación por miedo a estar solos, acompañados por las creencias del tipo “no voy a encontrar a nadie, ya no soy atractivo, quién va a querer estar conmigo, no voy a ser capaz de rehacer mi vida…” y así una infinidad de creencias irracionales que refuerzan el mantenimiento de la relación actual no deseada, bloqueados por el miedo a la soledad y a la pérdida de vínculo afectivo.

Esta situación produce un alto malestar emocional y psicológico, sintiendo impotencia, rabia, frustración, angustia y tristeza por verse esclavizado al miedo, bloqueados por la emoción y sintiéndose incapaces de poder tomar una decisión ante la relación.

Para ello, estas son algunas de las pautas a tener en cuenta para poder facilitar la reflexión y valorar la relación, así como poder favorecer una posible toma de decisión:

  • Reflexiona sobre qué cosas te da o te aporta tu pareja, como aquello que necesitas en una relación. Te ayudará a clarificar lo que es importante para ti y poder valorar lo que tienes en tu relación.
  • Valora la historia vital de tu relación, pensando en todo los momentos vividos. Esto ayudará a fortalecer y a madurar la decisión que quieras tomar, valorando las ventajas y los inconvenientes de poner fin a la pareja, o cómo poder seguir con la relación actual.
  • Elimina aquellos pensamientos negativos que te incapacitan, ya que lo único que hacen es potenciar e incentivar el miedo. Sustitúyelos e increméntalos por pensamientos positivos que aporten seguridad, capacidad y aceptación para conseguir lo que quieres.
  • Cree en ti y valora tus capacidades para poder afrontar el miedo que aparece cuando surgen todas las ideas irracionales que refuerzan el mantenimiento de la relación. Piensa en que podrías estar sin pareja o sin esa persona.
  • Evita refugiarte en las experiencias negativas pasadas con otras parejas, esto no ayudará a tener perspectiva real de la situación actual, además de que es algo que no tiene porqué volver a pasar, cada relación es distinta. Tómalo como una experiencia de la que has aprendido y que para la próxima, ya tendrás mayores recursos para poder afrontar lo que se te presente.
  • Aprende a tolerar y a disfrutar de los momentos de soledad. Este sentimiento es beneficioso y necesario para poder favorecer el autoconocimiento, además de contactar y poder disfrutar de uno mismo. Es importante que nos escuchemos y ver qué es lo que necesitamos y sentimos en el momento. Por ello es necesario permitirse tiempo para uno mismo, disfrutar de las pequeñas cosas como: dar un paseo, escuchar música, ir al cine e ir al teatro entre otras, para así poder aprender a disfrutar y a valorar los beneficios de la soledad con uno mismo.

Rocío Delgado

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Discusiones, cómo atajarlas

CIMG3218Discusiones, cómo atajarlas

En todas las parejas, en algún momento de la relación, se dan épocas de mayor número de discusiones o disputas.

Estas situaciones ayudan a la pareja a evolucionar en el caso de que sean resueltas de manera adecuada.

A veces estas discusiones se enquistan y establecen un clima negativo en la relación, de crispación, malentendidos y reproches. Todo ello lleva a que la pareja se erosione y se entre en un círculo negtivo vicioso, en el que ambos miembros de la pareja sufren.

¿Qué podemos hacer entonces?

Lo primero de todo es que una vez que se haya comenzado la discusión, el miembro de la pareja que detecte que la situación se ha ido de las manos, abandonará el lugar en el que se encuentren diciendo “Creo que esto va a ir a peor, es mejor que hablemos en otro momento”. Una vez pasada la “tempestad” se retomará el tema de discusión siguiendo una serie de normas:

  • Hablar en primera persona
  • Comenzar diciendo Me siento,…..
  • Continuar diciendo Me gustaría,….
  • Respetar los turnos de palabra
  • Una vez hablado el tema no recurrir de nuevo a él
  • No hablar de aspectos del pasado
  • No adjetivar el comportamiento del otro

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Los abrazos como muestra de afecto

imageLos abrazos como muestra de afecto y amor

Una de las formas más importantes de mostrar afecto a nuestra pareja es a través del contacto físico. Con nuestras manos, nuestros abrazos y nuestros besos, somos capaces de decir que amamos, que deseamos, que confiamos, que apreciamos, que protegemos, que agradecemos, que apoyamos, que comprendemos, que queremos.

A muchas personas les cuesta expresar sus sentimientos verbalmente, pero sí que se sienten más cómodos cuando expresan afecto mediante un beso, un abrazo o una caricia, porque les resulta una muestra más directa y afectuosa.

Un abrazo largo y cálido de por lo menos seis segundos de duración, es muy beneficioso para nuestra salud. Es beneficioso porque:

  • Fortalece nuestro sistema inmunológico
  • Reduce nuestra presión arterial
  • Relaja nuestra musculatura
  • Sosiega nuestra ansiedad
  • Transmite muchas emociones en cuestión de muy poco tiempo y sin hacer uso de las palabras
  • Favorece la comunicación
  • Estrecha los lazos afectivos
  • Genera la hormona oxitocina
  • Permite superar nuestros miedos
  • Nos reconforta
  • Favorece el altruismo y la empatía
  • Mejora nuestra autoestima
  • Ralentiza el envejecimiento,…

Si la duración del abrazo es inferior a seis segundos, no da tiempo a que se genere la conexión entre neuronas, no da tiempo a que se genere la química cerebral que es necesaria para que se produzca bienestar. Por ello, justo antes de darlo, es importante que miremos a la persona que tenemos en frente porque es necesario un tiempo de atención hacia ese acto que vamos a realizar, de lo contrario, no se siente, no se produce esa química del afecto.

El abrazo, nos hace sentir bien puesto que es una gran muestra de apoyo y de amor. Cualquier momento es bueno para regalárselo a tu pareja; cuando sale de casa por las mañanas para ir a trabajar, cuando os vais a dormir, en la calle, en el coche, cuando te va a buscar a la salida de la universidad. No desaproveches la ocasión, éste, puede ser un buen momento.

Punset, E. (2012). Una mochila para el universo. Editorial Destino

Miriam Benavides

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Parte I: Miedo a la soledad

Parte I: Miedo a la soledad

En la actualidad, muchos hombres y mujeres entre los 40 y 60 años, casados, en pareja, solteros o divorciados, sienten miedo a la soledad.

La soledad es un sentimiento melancólico de tristeza o vivencia negativa, que se  presenta por la carencia de compañía en todas las personas y que puede llegar a afectar en distintos momentos de la vida e incluso llegar a la cronicidad.

El miedo a estar solos es un sentimiento que ha estado presente en el ser humano desde sus orígenes. Se origina por las discrepancias y las comparaciones que se producen entre el contacto real social y emocional que ha vivido o está viviendo, con el contacto ideal y deseado. Estas discrepancias, producen un conflicto interpersonal entre lo real y lo ideal, evocando distintos pensamientos y emociones que si no son afrontados o aceptados, pueden producir un alto malestar emocional.

La soledad se diferencia en:

  • Soledad emocional: es el sentimiento que se presenta cuando se produce una pérdida de un vínculo emocional íntimo o cercano con una persona.
  • Soledad social: esta se refiere a la falta de redes o de relaciones sociales, además de no tener o pertenecer a algún grupo con el que pueda compartir aficiones, actividades, conversaciones…

Para cada persona el concepto de soledad es distinto, ya que cada uno lo define y lo percibe de forma subjetiva, puede interpretarse de dos formas: “sentirse solo” o “estar solo“. Éstas son dos formas distintas de interpretar la soledad y que pueden atribuirse como algo negativo o en cambio como un sentimiento positivo, necesario, agradable y de disfrute para uno mismo. Esto dependerá de la historia personal y de la percepción de cada sujeto.

Aprender a estar solos y tolerar esa sensación es fundamental, pero algunas personas presentan una mayor vulnerabilidad y predisposición para padecerla y no vivirlo así, fomentando el mantenimiento de relaciones tóxicas y de dependencia.

Estas son algunas características o factores de vulnerabilidad:

  • Personalidad: los sujetos que se han visto relacionados con una mayor tendencia a la soledad, son aquellas personas con rasgos tímidos, reservados, introvertidos y con un estilo de personalidad ansiosa e insegura respecto al entorno que les rodea y sobre sí mismos.
  • Autoestima: se define como la imagen y la percepción que se crea y que se tiene de uno mismo en los distintos aspectos de la vida, ya sea desde la valoración de cómo es y cómo se comporta, hasta a la parte física y estética de uno. Estas personas suelen presentar una pobre opinión y valor sobre ellos, es decir, un pobre autoconcepto, sintiéndose poco queridos o deseados, sin valor e incluso mostrando sentimientos de inutilidad o de incompetencia.
  • Biografía personal: las experiencias o situaciones vividas a lo largo de la historia personal, hacen definir la forma de comportarse con los demás, creando estilos o patrones de comportamiento. Estas situaciones o experiencias comienzan desde la infancia, ya sea por el tipo de apego de los padres, relaciones de hermanos, enfermedades, relaciones sociales, relaciones de pareja, etc.
  • Habilidades sociales: este tipo de personas con un perfil introvertido e inseguro, suelen tener dificultades a la hora de relacionarse con otros, presentando comportamientos poco adaptativos e incorrectos en ciertas situaciones, además de no mostrarse tal y como son. Esto puede causar en algunas situaciones rechazo en el entorno, aumentando e incentivando su miedo, su inseguridad y desconfianza en uno mismo, en definitiva, afectando a su autoestima y en las formas de relacionarse con los demás.

Información obtenida:

-Willi, J. (2004). Psicología del amor: el crecimiento personal en la relación de pareja. Herder.

-http://www.psicologia-online.com/pir

Rocío Delgado

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , | Deja un comentario

Efecto frontón, te vuelve lo que das

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEfecto frontón, te vuelve lo que das

En toda pareja que se precie se pasa por momentos de crisis. En estas situaciones ambos miembros de la pareja suelen esperar a que sea el otro el que dé su brazo a torcer o cambie para que la situación no sea la misma. En otros casos los reproches y peticiones de cambio son los que dominan la relación.

¿Así conseguimos que el otro cambie? ¿así conseguimos que la situación desaparezca? ¿así conseguimos que el otro nos comprenda? A todas las preguntas anteriores la respuesta es NO, no con pedir en una situación conflictiva se consigue que el otro cambie ni que nos comprenda. Entonces ¿cómo se puede hacer? ¿cómo conseguir que las cosas cambien? La única manera de que esto pase es el Efecto Frontón.

¿En qué consiste el Efecto Frontón?

En todas las relaciones interpersonales entra el juego el Efecto Frontón, en el que cambiando un miembro de la pareja de la relación cambia la otra parte. La persona que recibe el cambio se siente más aliviado, comprendido y cuidado, generándose una situación de menor tensión y favorecedora de cambio, lo que hace que este también cambie.

Por todo ello, si necesitas que tu pareja te mime, mimalé, si quieres que tenga detalles contigo, tenlos tú,… hazlo y verás como por arte de magia en unos meses la situación cambia.

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario