Síndrome de Otelo.

Síndrome de Otelo.

IMG-20150313-WA0000Uno de los motivos de discusión recurrente de muchas parejas es sin duda el tema de los celos.

Los celos son una respuesta emocional que presentamos al observar o percibir la posible pérdida de nuestra pareja. La persona presenta un sentimiento de temor, que en su justa medida puede favorecer a la relación, ya que la otra persona percibe que su pareja la desea y la quiere. Pero si estos sentimientos comienzan a ser descontrolados y con un miedo excesivo sobre la pérdida o abandono de ésta, podemos hablar de celos patológicos, donde la persona no para de buscar señales que le refuten su hipótesis sobre la presunta infidelidad en su relación.

La celopatía, delirio celotípico o también llamado síndrome de Otelo, es un trastorno delirante, característico por la preocupación excesiva, compulsiva e irracional sobre la posible infidelidad de su pareja. Es más predominante en hombres que en mujeres.             Esta patología es llamada síndrome de Otelo en referencia a la famosa obra de Shakespeare “Otelo, el moro de Venecia”, debido a los pensamientos, actitudes y emociones desproporcionadas que sentía Otelo sobre la sospecha de infidelidad de su mujer Desdémona, que finalmente acabó con la vida de ésta.

Las personas celotípicas sufren celos enteramente irracionales y desmedidos, sin ningún fundamento sustentable que lo avale, afectando a todas las áreas de su vida y causándole un alto malestar emocional.                                                                                                                El miembro que sufre la celopatía realiza un papel de detective en el que comienza a investigar la vida del otro, indagando, siguiendo y buscando respuestas normalmente irreales, que alimenten su convicción de sus posibles sospechas sobre un tercero, con el que posiblemente “le esté siendo infiel”, sin que existan motivos reales que puedan justificarlo.                                                                                                                                                 El otro miembro se siente en un sin vivir ante la desconfianza y el control que tiene su pareja hacia él/ella, estando permanentemente justificando todo lo que hace y dice.

Este tipo de delirios causa un gran deterioro en las relaciones de pareja, convirtiéndose en muchos de los casos en relaciones insanas, tóxicas e incluso pudiendo llegar a dramáticas consecuencias como es la violencia de género.

Según los estudios, el síndrome de Otelo es una realidad cuyo origen no es solo cuestión de comportamiento, sino que su base proviene de la neurofisiología del cerebro. Algunos estudios han asociado el síndrome de Otelo a enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson y el Alzheimer. Pudiendo concluir que se trata de un problema físico y no solo una enajenación mental en un momento puntual.                                                                     Además los celos también se han visto asociados a la historia de vida del sujeto tanto de hechos personales (relaciones pasadas), familiares, baja autoestima, baja seguridad en uno mismo y a posibles trastornos de personalidad asociados (paranoide, narcisista, e histriónico).

¿Cómo reconocer si tu pareja sufre celopatía?

  • Cuando no tiene consciencia de su problema.
  • Percibe e interpreta hechos cotidianos de manera errónea.
  • Cuando incorpora a un tercero imaginario en la relación de la pareja.
  • Cuando el sujeto no puede o no sabe cómo poder controlar sus celos.
  • Está constantemente en alerta y vigilante a todo lo que hace su pareja.
  • Revisa los objetos personales (móvil, ordenador, ropa, bolso…, etc.).
  • Está continuamente haciendo preguntas sobre ¿dónde has estado?, ¿cuándo?, ¿cómo?, ¿con quién?…, etc.
  • Es incapaz de poder controlar sus impulsos, pensamientos y percepciones falsas que se autoimpone sobre su pareja.

Información extraída:

http://www.elsevier.es/es-revista-psiquiatria-biologica-46-articulo-sindrome-otelo-delirio-celotipico-monosintomatico–90033640

http://www.sexologosilvestrefaya.com/articulos/210%20El_sindrome_de_otelo.pdf

http://www.hipertextual.com

Rocío Delgado Iglesias

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Riesgos de las parejas de muchos años de relación

Riesgos de las parejas de muchos años de relación

Existe un tipo de parejas las cuales acuden a terapia con frecuencia hoy en día cuya característica más definitoria es su larga trayectoria, su amplio recorrido conjunto y sus numerosos años de convivencia.

Se trata de parejas cuyos miembros llevan prácticamente toda una vida juntos, frecuentemente desde la adolescencia, que tienen uno o varios hijos, generalmente ya en edad pre-adulta o adulta, autónomos e independizados o a punto de hacerlo.

Ante tal situación, este tipo de parejas solicitan intervención profesional habitualmente por los siguientes motivos:

  • Dificultades en el reencuentro tras la etapa centrada en la crianza de los hijos.
  • Visión del otro miembro ya únicamente como padre o madre y no como pareja.
  • Pérdida de atractivo, de intereses comunes y/o de tiempo de calidad conjunto y por separado.
  • Caída en la rutina y en el no cuidado de la pareja, dejados llevar por el devenir del día a día.

Del mismo modo, los miembros de esta tipología de diada a menudo presentan dificultades, debido principalmente a su extenso recorrido conjunto en los siguientes aspectos:

  • Dificultad para pedir, a pesar de la confianza existente; debido a la cantidad de años juntos, la pareja se conoce muy bien y es frecuente que caiga en el error de asumir que el otro “tiene que saber lo que necesito, pienso, siento…”
  • Tendencia a interpretar lo dicho o hecho por el otro, sesgada ésta por aquello que uno mismo cree.
  • Tendencia a buscar en el otro únicamente lo de antes (etapa de noviazgo, de pareja sin hijos…), no aceptando la evolución ni el paso del tiempo, encontrando aquello positivo de esta nueva fase.

Para la intervención de pareja ante situaciones como la detallada, se consideran factores de buen pronóstico entre otros, los que se mencionan a continuación:

  • La actitud con la que se presenten los propios miembros ante la terapia de pareja; una actitud positiva, constructiva y de escucha permite un mejor curso y una mayor probabilidad de éxito.
  • La existencia de una base sólida, que a pesar de las dificultades sostenga a la pareja.
  • La presencia de una buena pauta comunicativa, que permita la expresión libre sin sentir ataques o reproches.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Relaciones de pareja tóxicas

Sin títuloRelaciones de pareja tóxicas

Las relaciones de pareja tóxicas, surgen cada día y en todo el mundo. Sin darnos cuenta y sin saber cómo, acabamos cayendo en relaciones donde se ven vulnerados nuestros derechos y nuestra libertades como persona.

 

Enamorarnos supone dejarnos llevar por una serie de emociones muy intensas, y en las que en ocasiones, es complicado poder mantener el equilibrio y la perspectiva de lo que está ocurriendo. Este tipo de relaciones, hacen que nos quedemos “atrapados por una especie de red negativa”. Esto no solo se refiere a relaciones amorosas, sino que también pueden ocurrir en relaciones de amistad o de familia.

 

Una relación de pareja tóxica es aquella que, uno o los dos miembros, siente más sufrimiento que situaciones y emociones placenteras al estar juntos. En algunos casos se encuentran sometidos a un gran desgaste por tratar de sostener y mantener la pareja.

Este tipo de relaciones provocan más insatisfacción que felicidad, intentan cambiar las formas de comportarse del otro, alterándola de tal manera que la persona no puede controlar su comportamiento, pudiendo acabar desolando su identidad. En ocasiones las personas llegan a una situación en la que no se reconocen a si mismos, comenzando a silenciar o pasar por alto ciertas cosas que suceden en la pareja, convirtiéndose en relaciones en el que uno de los miembros pasa a tener un rol dominante y otro un rol sumiso.

 

Este tipo de parejas presentan dificultades comunicativas y de resolución de problemas, además de un alto grado de manipulación, culpa, sarcasmo, chantaje, mentira, etc; ocasionado deterioro, sufrimiento emocional y enganche hacia la pareja, minando la autoestima y la capacidad de decisión de la otra persona. Por lo que es más costoso poner fin a este tipo de relaciones.

 

¿Cómo detectar si nuestra relación de pareja es tóxica?

Para ello debemos conocer las formas predominantes de comportarse y relacionarse en este tipo de parejas:

 

  1. Las relaciones en las que solo está a cargo un miembro de la pareja.
  2. Las relaciones que tienen la función de complementarse o llenarse.
  3. Relaciones co-dependientes.
  4. Relaciones basadas en expectativas irreales o idealizadas.
  5. Relaciones en que el pasado se utiliza para justificar el presente.
  6. Relaciones basadas en mentiras continuas.
  7. Relaciones en las que el perdón no tiene cabida y en las que no hay intención de reparar la confianza.
  8. Relaciones en las que la comunicación es pasivo-agresiva.
  9. Relaciones gobernadas por el chantaje emocional.
  10. Relaciones que hacen que la otra personas se mantenga en un segundo plano.

Información extraída:

http://themindunleashed.org/2014/07/10-toxic-relationships-mentally-strong-people-avoid.html

http://salud.ccm.net/faq/4196-relaciones-toxicas-de-pareja

Rocio Delgado Iglesias

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Actividades en pareja que sorprenden

Actividades en pareja que sorprenden

Evidentemente, son muchos los factores positivos que van a influir en nuestra relación de pareja y uno de ellos es el de poder realizar actividades que resulten novedosas y sorprendentes junto a ella.

¿Por qué? Es sencillo. Al principio de una relación, todo es nuevo, todo es excitante, es apasionante, cada día descubres cosas nuevas en tu pareja, y eso, resulta muy estimulante. De hecho, a lo largo de los dos primeros años en pareja, los sentimientos son intensos.

Es cierto, que no podríamos vivir constantemente con esa intensidad de los primeros momentos y, que a partir de esos dos años más o menos, esos sentimientos empiezan a atenuarse, de lo contrario, toda nuestra energía estaría dirigida a esas circunstancias, a esos momentos y descuidaríamos el resto de nuestras cosas y quehaceres diarios.

Pero como a veces se echa en falta esas sensaciones del principio, el llevar a cabo actividades de carácter novedoso, nos ayuda a revivir esas sensaciones de los primeros momentos de relación, ya que el factor “sorpresa”, adquiere fuerza en nuestras vidas.

Así que, ya sabéis, al menos siempre que os sea posible, haced cosas nuevas con vuestra pareja, no ha de ser nada extraordinario, nada fuera de lo normal pero intentad que sean actividades agradables y diferentes a las habituales; buscad actividades más sorprendentes. Si generalmente no vais a bailar, hacedlo. Si, no habéis montado nunca a caballo, una ruta por la sierra es una actividad perfecta, si lleváis tiempo, con ganas de acudir a cenar a ese restaurante japonés de moda, ahora, es el momento,…

Miriam Benavides

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Somos uno más uno, no dos

¿por qué acudir a terapia de pareja? ¿qué me voy a encontrar?Somos uno más uno, no dos

En ocasiones las parejas que acuden a terapia de pareja solicitan ayuda porque uno de los miembros de la misma no encuentra su sitio, se siente agobiado y percibe que el otro no le deja espacio ni tomar parte de las decisiones.

El tradicional amor romántico, de las películas, se caracteriza porque en una pareja uno depende el otro y sin él no es nada. Ambos miembros son uno solo y todo lo hacen juntos, el no estar juntos supone traicionar al otro o no contar con él. ¿Todo esto es real? ¿es una relación sana?

Lo cierto es que el estar convertidos en uno solo favorece que los miembros de la pareja desaparezcan como personas y que ambos miembros no se sientan bien, llega un momento en el que la falta de hobbies, ocio y relaciones con otras personas, genera crispación en la pareja así como monotonía y falta de chispa. Es necesario que en las parejas cada uno tenga su espacio, su momento y su espacio, de esta forma se siente más parte del otro si cabe y además se enriquece la pareja y la comunicación entre ambos.

Tener una pareja no significa convertirse en uno de dos, sino ser parte de un dos.

Belén Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Qué hacer si mi pareja no quiere ir a terapia

Qué hacer si mi pareja no quiere ir a terapia

La terapia de pareja es una modalidad de intervención concebida para ser llevada a cabo con ambos miembros integrantes de la diada en líneas generales. No obstante, es frecuente observar en la práctica clínica diaria situaciones en las que uno de los miembros se encuentra en un estadio contemplativo, en el cual se plantea acudir a uno de estos tipos de tratamiento, mientras que el otro se niega a tal posibilidad.

Ante tal situación, dado el desacuerdo existente entre ambos miembros, a menudo se retrasa el momento de acudir a un profesional con lo que generalmente los problemas existentes se agravan en mayor medida, conduciendo a un mayor estancamiento y desajuste en la relación.

Generalmente, las causas de las negativas a acudir a terapia de pareja se centran en los siguientes motivos:

  • Negación del problema.
  • Pensamiento de que el problema es del otro miembro, y por tanto es él/ella el que tiene que acudir y no uno mismo o en conjunto.
  • Miedo a lo desconocido, a una intervención nunca llevada a cabo anteriormente.
  • Experiencias negativas anteriores.

Entonces, ¿qué hacer si mi pareja no quiere acudir a consulta?

En esta circunstancia dada, las posibilidades de actuación evidentemente son más complejas que si ambos miembros se encuentran de acuerdo en el inicio de una intervención, sin embargo, es posible ir realizando algunos cambios que permitan comenzar con un funcionamiento diferente al hasta ahora llevado a cabo.

  • No presionar al miembro resistente a acudir a terapia, pero mostrarle de un modo constructivo la necesidad de iniciar una intervención, al menos la propia.
  • Plantear el inicio de la terapia como algo positivo y no como algo negativo, una derrota. Si se concibe el asesoramiento profesional como un punto de partida para la reconstrucción y mejora de la pareja y no como algo destructivo, se incrementarán las posibilidades de iniciar una intervención de este carácter.
  • Iniciar una terapia en solitario el miembro que sí desea acudir, en la cual será posible comprender el estado actual de la relación así como las posibles vías diferentes de actuación, las cuales inducirán un cambio en el otro miembro; si uno cambia, tal cambio repercute en el otro y en el funcionamiento de la relación.

Aida Mañero

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Las nuevas parejas

DSC_0155Las nuevas parejas

Las parejas han evolucionado en gran medida en los últimos años y con ello las problemáticas que en ellas aparecen. En la actualidad ambos miembros de la pareja buscan su espacio e independencia y esto hace que en ocasiones les aleje o les lleve a tener conflictos. Lo más importante a la hora de enfrentarse a estas nuevas relaciones es la comunicación entre ambos miembros. Es de vital importancia que cada uno exponga su punto de vista y llegar a un punto medio.

En muchas ocasiones cuando acuden a terapia nos encontramos con que uno de los miembros es el que suele ceder y espera que el otro haga lo mismo o adivine su pensamiento, este es el error más común que aparece, en este caso es de vital importancia que el que cede no lo haga sino que busque su espacio de manera asertiva.

Es muy importante que cada uno tenga su espacio y haga que el otro lo respete porque de este modo ambos tendrán su lugar y los conflictos aparecerán en menor medida.

Ya que las relaciones de pareja han evolucionado las relaciones también lo deben de hacer así como la forma de enfrentarse a los conflictos.

Belen Pozo

Psicóloga Sigue leyendo

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Inconvenientes de intentar mantener el amor romántico

Inconvenientes de intentar mantener el amor romántico

Una pareja en su inicio no es la misma que transcurridos unos meses, ni mucho menos que pasados unos años; no lo es ni la pareja en sí misma como entidad, ni lo son sus miembros componentes de forma aislada. Así, a medida que pasa el tiempo se van produciendo una serie de cambios que hacen que el sistema de pareja se modifique y vaya evolucionando, apareciendo diferentes formas de amor, de amar y de ser amado.

Entre esos modos distintos de amor es posible distinguir un primer tipo el cual se correspondería a su vez con la fase de enamoramiento inicial que atraviesan las parejas; se trata éste de una amor pasional, romántico e íntimo con en el que los miembros de la pareja que comienzan su andadura en común disfrutan y a menudo fantasean, llegando incluso en ocasiones a quedar algo idealizado y esperando que el resto de la relación futura se mantenga de este modo.

Existen parejas que llegan a considerar entonces que este tipo de amor aparecido durante la fase inicial debe mantenerse para conseguir una relación ideal y duradera, e incurren en la aceptación de una serie de mitos que más que ayudar a la evolución de la pareja, por el contrario conducen a su estancamiento, e incluso a la aparición de problemáticas asociadas.

Entre esos mitos o falsas creencias es posible encontrar:

  • El amor romántico crea y mantiene un buen matrimonio: Como se ha comentado, el tipo de amor romántico se da en una fase inicial para posteriormente evolucionar a otros tipos más cómplices, compañeros e íntimos. Pensar que viviendo permanentemente en un amor sólo romántico se evolucionará en la pareja únicamente puede conducir al estancamiento de la misma.

 

  • Marido y mujer han de hacerlo todo siempre juntos: Fruto de este amor romántico se concibe a los miembros de la pareja como en un estado de fusión total, en la que ninguno de ellos se puede separar del otro, ninguno de ellos es sin el otro; no obstante, está comprobado que a medida que la relación avanza y evoluciona hacia otros estadios, cada uno de los miembros necesita su espacio para cultivarse y crecer de forma individual de modo que esto sirva también a su vez para cultivar la pareja en sí. Aludiendo a la metáfora de las cajas, existirían tres cajas diferenciadas a saber, una perteneciente a cada uno de los miembros y otra la de la pareja como entidad en sí misma, la cual se cultiva y llena a través de aquellas cosas que componen la de cada uno de los miembros.

 

  • Sólo con el matrimonio, o con el hecho de estar en pareja, se pueden realizar todos los sueños: De este modo se dejan de lado y no se valoran ni se tienen en cuenta otro tipo de éxitos como puedan ser los profesionales o personales, los cuales son independientes de estar en pareja o no. Una buena relación de pareja o matrimonio es deseable y para algunas personas ayuda a tener una vida más plena, pero es necesario tener en cuenta que no es lo único ni imprescindible.

 

  • Sólo si los miembros se aman de verdad, podrán adivinar lo que el otro siente y piensa en todo momento: Como consecuencia de la idea de fusión total antes analizada, se concluye que ambos miembros comparten una sola mente y se llega a concebir una relación de simbiosis total en la que sólo parece existir uno. No obstante, esta idea conduce a menudo a complicaciones dada la imposibilidad de pedir en pareja, llegando incluso a esperar pasivamente a que el otro se de cuenta generando un malestar.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Relación entre los genes y la elección de pareja

Relación entre los genes y la elección de pareja

La altura de las personas, está determinada tanto por factores genéticos como ambientales y parece ser un rasgo importante a la hora de elegir a nuestra pareja. Además, el genotipo no sólo determina el fenotipo, es decir, la apariencia física de las personas, sino también la preferencia por una pareja con una apariencia determinada, con unas características físicas similares a las nuestras.

El Doctor Albert Tenesa, ha publicado recientemente los resultados de un estudio llevado a cabo en la Universidad de Edimburgo, tras realizar un análisis del genotipo de 13.068 parejas heterosexuales británicas. Según Tenesa, los genes que determinan la altura, influyen en la elección de las personas a la hora de elegir a sus parejas por este rasgo. Existe así, una preferencia innata por una pareja que tenga una altura similar a la nuestra.

Información obtenida de:

http://www.research.ed.ac.uk/portal/files/23275849/s13059_015_0833_8.pdf

Miriam Benavides

Psicóloga

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Estar solo en pareja

IMG-20150313-WA0000Estar solo en pareja

En ocasiones acuden a consulta parejas demandando pautas para la mejora de la relación, para avivar la llama, para que todo vuelva a ser como antes,… ¿ pero cuando desapareció lo que buscan ? ¿ cuando se separaron viviendo juntos ? ¿ cuándo dejaron de mirarse o buscarse ?

Las parejas con el paso de los años se olvidan el uno del otro, el trabajo, los hijos, las rutinas,… en muchas ocasiones al llegar al sofá se sientan el uno al lado del otro y se ponen a ver la televisión si dirigirse la palabra o se ponen con el ordenador o el móvil. Ambos se encuentran agusto y dicen no tener problemas de pareja ya que no discuten ¿pero no los tienen? Es el inicio del alejamiento, de pasar a ser compañeros de piso o sólo padres en el caso de tener hijos.

¿Qué se puede hacer?

  • Todos los días decirse te quiero
  • Hacer una llamada a lo largo del día para saber cómo le va el día
  • Reservar en la agenda un día para pasar juntos
  • Guardar un fin de semana para hacer una escapada romántica
  • Hablar todos los días 15 minutos de la pareja, de cómo se sienten

Belen Pozo

Psicóloga

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario