Uncategorized

Triángulo del amor

Triángulo del amor

Sternberg, psicólogo, elabora una teoría para analizar las relaciones interpersonales. Tras la cual establece que están basadas en 3 elementos. Cuya interrelación da lugar a los diferentes tipos de amor. Los tres vértices de una relación son:

  • En primer lugar, intimidad. Hace referencia al vínculo afectivo. Y preocupación por el otro.
  • También compromiso. Se relaciona con el objetivo de mantener la relación en el tiempo con independencia de que las circunstancias sean favorables o no.
  • Por último pasión. Se refiere al deseo físico y mental. De compartir la vida con el otro.

En función de qué vértices formen parte de las relaciones se puede hablar de 7 tipos de relaciones:

  • En primer lugar cariño. Típico de la mayoría de las relaciones de amistad. Las cuales se basan en el vínculo afectivo y preocupación por el otro.
  • También encaprichamiento. Es característico de los inicios de la mayoría de las relaciones. Así como de las relaciones cortas. En las que la base es la atracción física mayoritariamente.
  • Amor vacío. Sólo está basado en el compromiso. Es típico de relaciones largas que no han sido cuidadas a lo largo del tiempo. Y permanecen únicamente por el compromiso que se propusieron al inicio.
  • Amor sociable. Es un amor en el que no existe la pasión. Es típico de parejas que llevan tiempo. Y han abandonado el contacto y no se cuidan en la pasión el uno al otro.
  • Amor romántico. Es un amor en el que no hay compromiso pero si pasión e intimidad. Es un tipo de amor que se da en mayor medida en la actualidad, en el que la pareja vive más el momento.
  • Amor fatuo. En este tipo de amor hay pasión y compromiso. Pero no intimidad. Es típico de las relaciones en las que uno o ambos miembros de la pareja no terminan de implicarse en la relación. Bien por miedo, desconfianza. O dificultades a la hora de establecer vínculos cercanos con los demás.
  • Por último amor consumado. Es el amor completo. Sternberg comenta que es el que tiene más probabilidad de mantenerse en el tiempo. Y que genere un bienestar en el sujeto.

En resumen lo más importante en una relación es detectar el lugar en el que se encuentra la pareja. Y trabajar el vértice que no existe en ella. Ya que el déficit en el mismo es una de las causas de que no funcione la relación. El darse cuenta siempre favorece el cambio.

Imagen obtenida de:

https://es.wikipedia.org/wiki/Teor%C3%ADa_triangular_del_amor

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *