Terapia de pareja: Cuando ya no te enfadas

Terapia de pareja: Cuando ya no te enfadas

En toda pareja hay algún tema o forma de actuar del otro que genera malestar en la pareja. Suele ser un tema recurrente que se encuentra en la mayor parte de las discusiones, siempre sale a colación, sea cual sea el tema.

Ante esta situación las parejas intentan que el otro lo cambie a través del diálogo o el acuerdo, pero no siempre se consigue lo que uno intenta.

Cuando no se da el cambio puede que uno de los miembros de la pareja se vuelva demasiado insistente para conseguirlo, pero esto no suele ser el camino, ya que de este modo el otro se acaba cansando y deja de escuchar. Ante esto lo que suele ocurrir es que al principio genere mucho malestar y poco a poco se disipe o decrezca en intensidad. ¿Qué pasa si ya no me enfada? Aquí se llega a un conflicto importante, y la solución a ello dependerá del sentimiento que surja en la persona. Puede que el otro haya aceptado la forma de actuar y con ello conlleva una aceptación no queriendo que cambie, por el contrario puede que esta ausencia de enfado sea debida a que el sentimiento hacia el otro sea diferente, ya no haya la misma atracción y no importe que haga o no, es un prodromo de una separación.

Truco: Para que el otro modifique algo de su forma de actuar, díselo cuando lo haga como te gusta

Belén Pozo

Psicóloga

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *