Uncategorized

Sternberg y la teoría del odio

Según la Real Academia Española, el odio, se define como la antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea.

Robert J. Sternberg, en el año 2003, propuso la doble teoría del odio, que es aplicable tanto a grupos como a individuos, según la cual, existen, siete tipos o clases diferentes de odio, los cuales surgen de la combinación de tres componentes principales:

La negación de la intimidad, o también conocido como el distanciamiento, se refiere a buscar distancia con respecto de eso que nos provoca repulsión, rechazo o asco. Para poder odiar a una persona o a un grupo de personas, no es necesario que haya habido un contacto directo. Las campañas de publicidad, las noticias, determinados comportamientos o actitudes y características, pueden fomentar esa distancia emocional de la que habla el autor.

 

La pasión, hace referencia a la ira o al miedo ante lo que consideramos una amenaza. Generalmente, el miedo nos haría retirarnos de aquello que nos provoca odio y por el contrario, la ira, nos acercaría, dando lugar a enfrentamientos directos.

Finalmente, se encuentra el último elemento de esta teoría del odio, el compromiso el cual se refiere a la desvalorización de la persona o de un grupo de personas al que se odia, a través del desprecio y la repulsa. Si se considera a alguien como un individuo “despreciable”, el atacarle o el desentenderse de él por completo, se vería como un acto justificado.

Los tres componentes de la teoría del odio, son justo los opuestos de los mismos componentes de la teoría triangular del amor de Sternberg. No serían elementos aislados sino que la interacción entre ellos daría paso a los diferentes tipos de odio.

Miriam Benavides

Psicóloga

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *