Uncategorized

Parte II: Miedo a la soledad

CIMG3218Parte II: Miedo a la soledad

Como ya se trató en la primera parte del artículo, el miedo a la soledad es un sentimiento de melancolía, tristeza o vivencia negativa que presentan o sienten algunas personas cuando tienen la falta y la ausencia de compañía.

Actualmente muchas relaciones de pareja, mantienen o soportan la relación por miedo a estar solos, acompañados por las creencias del tipo “no voy a encontrar a nadie, ya no soy atractivo, quién va a querer estar conmigo, no voy a ser capaz de rehacer mi vida…” y así una infinidad de creencias irracionales que refuerzan el mantenimiento de la relación actual no deseada, bloqueados por el miedo a la soledad y a la pérdida de vínculo afectivo.

Esta situación produce un alto malestar emocional y psicológico, sintiendo impotencia, rabia, frustración, angustia y tristeza por verse esclavizado al miedo, bloqueados por la emoción y sintiéndose incapaces de poder tomar una decisión ante la relación.

Para ello, estas son algunas de las pautas a tener en cuenta para poder facilitar la reflexión y valorar la relación, así como poder favorecer una posible toma de decisión:

  • Reflexiona sobre qué cosas te da o te aporta tu pareja, como aquello que necesitas en una relación. Te ayudará a clarificar lo que es importante para ti y poder valorar lo que tienes en tu relación.
  • Valora la historia vital de tu relación, pensando en todo los momentos vividos. Esto ayudará a fortalecer y a madurar la decisión que quieras tomar, valorando las ventajas y los inconvenientes de poner fin a la pareja, o cómo poder seguir con la relación actual.
  • Elimina aquellos pensamientos negativos que te incapacitan, ya que lo único que hacen es potenciar e incentivar el miedo. Sustitúyelos e increméntalos por pensamientos positivos que aporten seguridad, capacidad y aceptación para conseguir lo que quieres.
  • Cree en ti y valora tus capacidades para poder afrontar el miedo que aparece cuando surgen todas las ideas irracionales que refuerzan el mantenimiento de la relación. Piensa en que podrías estar sin pareja o sin esa persona.
  • Evita refugiarte en las experiencias negativas pasadas con otras parejas, esto no ayudará a tener perspectiva real de la situación actual, además de que es algo que no tiene porqué volver a pasar, cada relación es distinta. Tómalo como una experiencia de la que has aprendido y que para la próxima, ya tendrás mayores recursos para poder afrontar lo que se te presente.
  • Aprende a tolerar y a disfrutar de los momentos de soledad. Este sentimiento es beneficioso y necesario para poder favorecer el autoconocimiento, además de contactar y poder disfrutar de uno mismo. Es importante que nos escuchemos y ver qué es lo que necesitamos y sentimos en el momento. Por ello es necesario permitirse tiempo para uno mismo, disfrutar de las pequeñas cosas como: dar un paseo, escuchar música, ir al cine e ir al teatro entre otras, para así poder aprender a disfrutar y a valorar los beneficios de la soledad con uno mismo.

Rocío Delgado

Psicóloga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *