Psicólogo Navidades y las discusiones de pareja

Psicólogo Navidades y las discusiones de pareja

Las navidades para muchas pareja son motivo de discusión, y la mayoría de las veces, es porque las familias políticas, entran en juego. Además, hay que ver a personas de la familia con las que se tienen roces o con los que nunca se queda.

Y parece fácil, pero no es tan fácil coordinar a tantas personas sin que surjan los problemas, entre otras cosas, porque muchas veces acaban cediendo siempre los mismos.

Y los perjudicados en todo esto, al final es la pareja. De hecho, es una de las épocas del año donde más se nos llama, o nada más acabar las fiestas. Así que, queremos daros unos consejos, por si podemos ayudaros a llevar de la mejor manera posible estas fechas.

Partimos de la base, que cuando una pareja se forma y se van a vivir a una casa, eso es para los psicólogos el núcleo familiar, y que los padres, hermanos, abuelos y tíos, pasan a un segundo plano, siguen siendo familia e importantes, pero no como núcleo familiar. Y qué quiero decir con todo esto, pues que lo importante y que vuestra prioridad debería de ser vuestra pareja.

Lo mejor es establecer unas pautas y mantenerlas año tras año, generalmente suele ser un día con cada una de las familias, lo cuál, es muchas veces imposible, dada la diversidad de éstas y más aún cuando los padres están separados, donde puede llegar a haber 3 ó 4 familias. Lo mejor es establecer una pauta, y mantenerla.

Y si siempre ceden los mismos, más razón aún, mantened la pauta, y si alguien a cambia, pues ese no es vuestro problema, que vaya quien quiera.

Otra razón de discusión es cuando siempre son los mismos los que ponen la casa, hablad con la familia y establecer una norma de rotación en cada casa, para ir turnándose. Y que al final, no recaiga toda la tarea siempre sobre el mismo. También podéis repartir la compra o quién cocina el qué.

A veces, establecer una pauta justa para todos es difícil, y cuidar a un medidor, alguien externo y objetivo puede ser  la solución, con pocas sesiones, dos o tres para solucionar el problema suelen ser suficientes.

Y si tenéis la opción de que podáis juntar a la familia, o al menos a algunos familiares, pues es la mejor opción.

Buscad un momento para vosotros y haced vuestra cena o comida, y si podéis hacer un mini viaje o una escapada, regalárosla, pues es momento de familia, pero vosotros también sois familia y tenéis que cuidar vuestros momentos.

Elisa Vaca

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *