VACACIONES EN PAREJA. Elisa Vaca López

Los niños, el trabajo, las tareas domésticas, las responsabilidades familiares,… apenas dejan tiempo para estar con la pareja. Esta relación muchas veces es descuidada pasando a un segundo o tercer plano, y a largo plazo puede llevar a consecuencias nefastas para ambos. En los tiempos en los que vivimos, nos encontramos que vamos a mil por hora, sin disfrutar del momento, y el rato que comparten los progenitores no suele ser de calidad. Se aprovecha el rato de la cena o de antes de acostarse para hablar de cosas más urgentes como los niños o el trabajo.

Por otro lado, cada vez se tiene menos ocio, la crisis o la sobrecarga de tareas diarias llevan a pasar menos tiempo juntos.

El bienestar en la pareja y el tipo de vínculo establecido, se puede medir por el número de  experiencias que se han vivido juntos.

Vivir una nueva experiencia juntos aumenta el vínculo y el bienestar, dando una mayor calidad a la relación. Y el verano es la mejor época para llevarlo a cabo, por lo que escaparse unos días sin niños, puede ser un gran aliciente para volver a ser novios y recuperar la ilusión.

Recomendamos:

–         Un viaje mínimo de cuatro días a un lugar que no se conozca. Escaparse a la playa o a una ciudad europea.

–         Revivir un viaje de novios que les gustó a ambos.

–         En caso de que no se pueda viajar, preparar alguna cena romántica en un restaurante especial, los dos solos.

–         Realizar algún hobby juntos, que puede ser alguno que antes se hacía cuando eran novios y ha dejado de hacerse o uno nuevo que les gustaría probar a ambos.

Las vacaciones son unas fechas para descansar y recargar energía de cara a afrontar el próximo año de trabajo, pero también podemos aprovecharlas para reforzar el vínculo entre ambos.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *