Primera sesión de terapia de pareja. Elisa Vaca López

DSC_0656Muchos se preguntarán cómo es la primera sesión de terapia de pareja, por lo que he decidido escribir cómo transcurre y qué se hace.

Lo primero es llamar por teléfono y concertar una primera entrevista, pues a pesar de ser 5 psicólogos en el equipo, lo más probables es que tengamos toda la tarde ocupada de sesiones y raramente tengamos espacios libres. Actualmente realizamos unas 120 sesiones a la semana. Sólo es necesario saber un nombre y un móvil.

A continuación, el día y a la hora que hemos quedado el psicólogo sale a buscaros a la sala de espera y se rellena un pequeño cuestionario de recogida de datos básicos con la edad o la profesión, y entramos en un despacho, siempre son dos psicólogos, en nuestro caso dos mujeres. Alguno de nuestros clientes nos confesó su miedo inicial a cierto reparo a no sentirse comprendido y a expresar abiertamente temas sexuales. Ante todo decir que estamos acostumbradas a escuchar a diario este tipo de temas, que forman parte de la terapia, y sentirte o no incómodo, en el siglo XXI depende más de que te encuentres cómodo con la persona. Y puedo contestar que a día de hoy nuestros clientes se ven libres a expresar todo lo que quieren, pues nosotros no juzgamos y comprendemos en mayor medida cualquier conducta o pensamiento.

A continuación, en el despacho, recogemos datos como tiempo juntos, si hay hijos, si están casados, y os preguntamos el motivo que os ha hecho acudir a nosotros. Aquí lo normal es que ambos expongan su punto de vista, o puede que uno lo exponga y el otro este simplemente de acuerdo.

En este punto es muy probable que discutáis, la mayoría de las parejas que acuden lo hacen, es normal. A veces se dicen cosas no adecuadas, fruto del enfado momentáneo. Y para nosotros es importante, pues podemos analizar qué os hace discutir y cómo os dirigís el uno al otro, para poder modificarlo. Las discusiones forman parte del día a día de la pareja, y opinamos que son necesarias y buenas pues llevan a un progreso o maduración de la misma. Lo malo es cuando se cronifican y no ayudan a resolver el problema, por el contrario, es probable que se distancien los miembros de la pareja.

Por último, os damos un feedback sobre cómo os vemos y qué aspectos se han de cambiar o mejorar. Y establecemos la próxima sesión.

Sólo pedimos un requisito: que se quieran.

Las próximas sesiones transcurren en las próximas semanas. En nuestra experiencia los primeros cambios se ven a partir de la primera a la tercera semana, y en tres meses suele haber cambios importantes.

Si os animáis, estaremos encantadas de recibiros y agradecemos la confianza depositada en nosotras, en especial a todos aquellos que ya han acudido (y que de vez en cuando nos acordamos con mucho cariño de ellos) y a los que actualmente acuden.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *